Periódico Madera

Madera, periódico clandestino

ÚLTIMAS NOTICIAS

 

 

Jesús Peraza Menéndez

 

Mérida,  es clave electoralmente hablando dada su importancia económica-política-cultural. Concentra la población de Yucatán, más del 50% del total. Es la única metrópoli de sus características. En la región peninsular. Vive actualmente la transición de provincia  moderna a la mercantilización urbana-turística con la  globalidad. En forma sorpresiva  se vive cierta tranquilidad,  no es territorio de operación de los cárteles y las empresas criminales que no sea el consumo doméstico de drogas, no es por lo menos,  su  campo de batalla.

Grandes personajes de las empresas criminales -incluidos  políticos asociados de larga y corta trayectoria viven en Mérida-,  otras formas de violencia menos espectaculares que las guerras prevalecen el desprecio con el privilegio racial de viejo cuño y tradición que asumen también las “familias de bien” de otros estados y de la capital del país, que han decidido vivir en esta ciudad.  Las formas de autoritarismo machista fomentadas por los medios y aparatos ideológicos como la Iglesia Católica y la escuela.

 

Bueno, ya he señalado otros hechos y datos, ahora me parece, se llega a un punto de decisión del acotado proceso electoral de la partidocracia.  Nerio Torres Arcila no da la pauta de lo que realmente sucede. Hoy presentó a “ciudadanos” no comprometidos con el PRI que serán testigos de que cumpla sus compromisos de campaña, cuando lees quienes son descubres pronto que se trata de la continuidad de un modelo urbano sometido al  mercado irracional. Son los directamente beneficiarios de la destrucción de los ecosistemas, la contaminación y sobre todo, la  degradación de la condición humana. Para este candidato con estudios de posgrado, formado por priístas como Dulce María Sauri.

 

Para él, ya  no hay porque abordar situaciones como la de la pobreza urbana,  con la pérdida acelerada de condiciones de vida: hacinamiento severo en viviendas insuficientes, insalubres. Con  violencia en incremento contra los niños –con abuso sexual- y las mujeres con un buen lugar en femenicidios. Desnutrición, en niños y madres, desempleo con subempleo, con trabajos precarios e ingresos pírricos, factores y fenómenos que resultan de este modelo urbano-empresarial-mercantil, sin visión de desarrollo humano y social.  Para él,  esto es controlable con dádivas encausadas con  programas sociales-electoreros, es una fórmula que ha sido rentable pero que se agota como los recursos naturales y la capacidad de resignación de la población. Habla por ejemplo de hacer parques en terrenos baldíos, cuando se tendría que hacer un ordenamiento ecológico con nuevas leyes y políticas de desarrollo, con un sistema de transporte integral, con sistemas de salud integral con cultura, que todos tengan acceso a los bienes culturales y estéticos, a educación de calidad con atmósferas urbanas habitables y transitables, más que funcionales-comerciales. 

 

  Claro, es algo que no se resuelve en 3 años, pero se tiene que iniciar, no basta me parece con tener contentas a las clases medias privilegiadas y a las élites, que no plantean ni de lejos como se asegurará la calidad de vida en su sentido más amplio.

 

Del PAN su deslucido candidato Mauricio Vila Dosal,  nos es el primero, ya un desconocido desplazo a Víctor Cervera Pacheco, quién desafió los pactos con el PAN que estableció el  salinismo. Mérida ha sido panista de tradición católica, sus bases están relacionadas directamente con la estructura social de la Iglesia Católica. De esto hay una explicación exhaustiva y precisa que hace Iván Franco en dos obras, “Religión y Política en la transición mexicana” y, “Los obispos del PRI”. En estas dos, logra exponer puntualmente cómo es que se  organiza, esta parte conservadora  popular-clase mediera-oligárquica, a través de la Iglesia. Durante muchos años, los panistas en Mérida fueron mayoría electoral, pero sus triunfos sobre el PRI devenían en fraudes patrióticos, hasta que con el salinismo,  pactaron para  repartirse  las representaciones  por elección, como botín y probar las leyes del capitalismo salvaje. Claro,  los panistas creen que es por méritos. Actualmente la campaña es de bajo perfil y están confiados en el voto duro, el Pacto por México que viene desde la legislatura (Chucho Zambrano-Madero-Camacho Quiroz).

 

Por otra parte, los gobiernos panistas dirigidos por el Diario de Yucatán, aliado de Carlos Salinas de Gortari, no han sido mejores que los del PRI, aunque han cuidado de proveerse  de buenos servicios e infraestructura y de mantenimiento urbano, dado que son precisamente la mayoría de las clases medias acomodadas católicas. A veces se llaman a sí mismas “los yucatecos”, pues su tradición pareciera la única. De hecho el discurso de Nerio está dirigido justamente a este segmento de votantes.

 

Ana Rosa Payán con el Movimiento Ciudadano, ha retado a los dos anteriores a un debate público, tanto Nerio como Vila Dosak,  se han negado, y no porque ella no comparta precisamente el mismo modelo urbano-comercial-empresarial sino porque en términos de administración,  la de ella no hizo ostentaciones de saqueo y enriquecimiento espectacular. Sin embargo, es con Ana Rosa Payán, con Dulce María Sauri, ambas católicas-conservadoras, con Víctor Cervera Pacheco ( en una composición que le permitieron 10 años de gobernador), con políticos como Patricio Patrón emparentado con Víctor Cervera, Benito Rossel, Sauma Sauma,  para mencionar algunos que se logró el más fabuloso despojo del suelo agrícola con todo y ecosistemas para concentrar la propiedad en pocas manos. Dulce María Sauri ofrecía suelo barato o regalado y mano de obra barata para el desarrollo de las maquiladoras, sistemas de explotación intensivos, que ameritan otro ensayo.

 

Ana Rosa Payán divide el voto panista, es un factor entre conservadores neoliberales, como explica Enrique Montalvo, los del privilegio racial modernizador y la tradición decimonónica de la “buena administración” con miseria extrema que viene desde la  Colonia. Ana Rosa es devota declarada del clero más reaccionario y perverso,  el de los pederastas, capellanes de los narcotraficantes y de opción empresarial, enemigos de los derechos a la sexualidad de los jóvenes, los derechos humanos de los homosexuales y de la mujer a decidir sobre su embarazo. De hecho derogaron leyes que ya habían aprobado los socialistas con Elvia Carrillo Puerto.

 

Lo que Ana Rosa Payán propone,  es administrar con honestidad,  que bueno,  es lo que se esperaría de cualquiera que se sienta con deseos de ser gobernante.  Pero igual que los otros,  es incapaz de explicar cómo se ha llegado a estas condiciones de terrible desigualdad social, con  la concentración de suelo, el  que sería para desarrollo de vivienda popular digna, es decir suficiente,  con áreas comunitarias con calidad ecológica y recreativas. Pero ella,  no liga su visión conservadora, con estos fenómenos de pobreza y bajos índices de calidad de vida. Se  presenta como una suerte de redentora, cuando ha sido instrumento justamente de los más voraces empresarios urbanizadores que se esconden tras el Plan Mérida un modelo de concentración del suelo en propiedad de monopólica, especulación con degradación en las condiciones de vida. 

La candidata de MORENA, no pinta para nada. Los del PRD y sus comparsas ya tienen todo pactado, ya saben cómo servir  a la derecha-conservadora.  Lo que sí creo,  es que no se debe evadir el debate entre candidatos ni entre ciudadanos o de ciudadanos con los candidatos se debe dar, o con los que queden de gobierno sobre estos tópicos, los  que no se resuelven con fórmulas publicomerciales y dádivas. Es  tiempo de hacer la vida de otro modo, terminar con lo que atora la justicia, el desarrollo humano y social la calidad de vida de la población toda.

Liga Comunista 23 de Septiembre

Editorial Brigada Roja