Periódico Madera

Madera, periódico clandestino

 

 Hugo Valdemar, afirmó que la Arquidiócesis no debe disculpas, comentó que “Esa protección (legal de las uniones igualitarias) se logra de muchas formas, sin que a fuerza se le deba llamar matrimonio”.

 

 

 

 

“La Iglesia está en completa oposición al matrimonio entre homosexuales, eso no cambia, el Papa no ha dicho que esto es aceptable, el Papa dijo que si había alguien ofendido que perdone, pero eso no quiere decir que el Papa esté de acuerdo con esos matrimonios, la Iglesia no está de acuerdo, la doctrina no ha cambiado, sigue firme, ésa no la ha cambiado ni el Papa, ni está sujeta a su opinión”, sostiene enfático Hugo Valdemar, director general de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México.

 

En entrevista con El Financiero, al defender la idea del matrimonio tradicional, señala que éste lo “consagra nuestra Constitución, que se hizo en 1917 y que la hizo gente totalmente anticlerical”.

Dejó en claro que lo que la Iglesia condena el acto homosexual, no a las personas homosexuales, “como al ladrón, se le condena que robe, no a la persona que roba”.

Mientras, el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, defiende que se realicen uniones entre las personas que lo deseen para conseguir la protección de sus derechos, pero “esa protección se logra de muchas formas, sin que a fuerza se le deba llamar matrimonio. Hay muchas otras formas posibles”.

 

Destaca que con su negativa a utilizar la palabra matrimonio no promueven la discriminación, sino piden se respete el concepto. “Cada quien se une con quien quiera, y esa unión debe tener sustento legal que le proteja”.

 

Monseñor Arizmendi sostiene que la Iglesia “respeta a quienes desean darse otra conformación, o por su historia familiar tienen otras manifestaciones propias de otro sexo. Son personas dignas de todo respeto. No se les debe despreciar o discriminar”.

 

 

 

El Financiero

 

 

Liga Comunista 23 de Septiembre

Editorial Brigada Roja