Periódico Madera

Madera, periódico clandestino

 

 

 

Los trabajos de exhumación en Jojutla, Morelos. Foto: Germán Canseco

 

 

La diligencia en la fosa de Jojutla, Morelos, dio un vuelco relevante pues cuando pretendían cerrar la jornada de trabajos, con la extracción de 45 cuerpos, levantaron una capa de madera de triplay que funcionó como base para los cuerpos inhumados en julio de 2014, y descubrieron más restos humanos.

Las autoridades desconocen el número de osamentas que todavía se encuentran en la fosa, por lo que determinaron reactivar los trabajos de exhumación mañana.

 

Desde el viernes el fiscal estatal, Javier Pérez Durón, adelantó irregularidades en esa fosa del sur del estado ya que se documentaban 35 cuerpos; sin embargo, hasta ese momento se reportaban 45 osamentas en calidad de desconocidos o no reclamados.

 

El fiscal afirmó que los servidores públicos responsables de la inhumación cometieron irregularidades, por lo que se buscará fincar responsabilidades contra ellos.

 

Suman hallazgos. Esta es la segunda fosa clandestina reportada, pues en mayo de 2016 fueron recuperados 119 cuerpos en un panteón sin registro oficial, en la comunidad de Tetelcingo.

 

Pérez Durón precisó que las anomalías detectadas en los trabajos de exhumación no corresponden al panteón municipal o la fosa, sino a las carpetas de investigación que acompañan los restos humanos y por la mala información que documentó el departamento de Servicios Periciales de la entonces Procuraduría General de Justicia del estado.

 

“Nos informan de los antecedentes de investigación, pero cuando abrimos la fosa se ven las irregularidades; algunos no tienen necropsia, unos están vestidos, otros no son contabilizados como tal”, detalló Pérez Durón.

 

Los trabajos de exhumación concluyeron la noche del sábado, pero fue entonces que se levantó una cama de madera como piso de la fosa y quedaron al descubierto más cadáveres.

 

Amalia Hernández, tía de Oliver Wenceslao —inhumado en calidad de desconocido en las fosas irregulares de Cuautla en marzo de 2014 junto con otros 119 cuerpos—, dijo que se cometieron “atrocidades”.

 

Amalia y su hermana María, voceras de las familias de las víctimas, recriminaron el proceder “inhumano” del personal de la Fiscalía Regional Surponiente que laboró en el depósito de los restos humanos.

 

Los cuerpos recién encontrados en la fosa de Jojutla corresponden presuntamente a una inhumación previa, pero al parecer la fiscalía no tiene documentado el año, el número de cuerpos o el sitio exacto.

 

Sobre el tema, el fiscal dijo que podrían citar a los propios alcaldes del municipio para que muestren, si es que hubo, los documentos de las inhumaciones realizadas durante sus respectivos trienios.

 

Los 45 cuerpos exhumados a lo largo de esta semana serán trasladados esta madrugada al panteón Jardines del Recuerdo en Cuautla, ya que el camión refrigerador de la Procuraduría General de la República se encuentra al límite de su capacidad, además de que el trámite para las actas de defunción con el Registro Civil ha sido laborioso, comentó Amalia.

 

Será el martes cuando la diligencia de exhumación se reanude. Hasta la noche del sábado sumaban 45 cadáveres recuperados en 39 hallazgos, es decir, la cantidad de bolsas en las que se encontraron los cuerpos.

 

Irregularidades. Pérez Durón explicó que la bolsa 12 contenía dos restos óseos de dos adultos y un perinatal, y en la 17, 1, 30 y 38 se encontraron dos cuerpos. “Se encontraron dos cuerpos maniatados y con vestimenta; servicios periciales deberá determinar a qué tipo de situación corresponde”, dijo.

 

 

El Mexicano - El Universal

Liga Comunista 23 de Septiembre

Editorial Brigada Roja