El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, y la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, justificaron este jueves la separación de niños migrantes de sus padres utilizando la Biblia.

Sessions emitió un mensaje ante las críticas de líderes eclesiásticos a la separación de familias migrantes, en el que dijo “la entrada ilegal a Estados Unidos es un crimen. Las personas que violan la ley en nuestra nación son sujetas a persecución. Yo citaría al apóstol Pablo y su clara y sabio consejo en Romanos 13 sobre obedecer las leyes del gobierno porque Dios las ha indicado con propósitos de orden”.

“Nuestras políticas que pueden resultar en la separación a corto plazo de familias no son inusuales ni injustificadas. Los ciudadanos estadounidenses que son encarcelados no llevan a sus hijos a la cárcel con ellos. Y los no-ciudadanos que cruzan nuestras fronteras ilegalmente -entre los puertos de entrada- con niños no son la excepción”, afirmó.

Sarah Sanders ofreció una conferencia de prensa más tarde en la que recibió preguntas sobre la política migratoria del presidente Donald Trump, entre ellas una sobre las declaraciones de Jeff Sessions.

“No estoy al tanto de los comentarios del fiscal general”, respondió en primera instancia la secretaria de Prensa. Un periodista preguntó a Sanders si separar niños de sus madres es una política moral y la funcionaria replicó “puedo decir que es muy bíblico aplicar la ley. Esto se repite, de hecho, un buen número de veces a lo largo de la Biblia.

 

Fuente: Aristegui Noticias